Un compañero de ensueño!

Imagina el compañero ideal: un físico de ensueño, un personaje dorado, el corazón en la mano ... ¡eh, no en la cabeza! Y luego tan vivo como la plata de su pelaje a los rayos del sol ... No, no es un sueño, sino un Korat. ¡Este gato, de modales suaves y refinados, es sin embargo un cómplice alegre para nosotros, los simples humanos que solo podemos estar extasiados ante tanta calidad y distinción.

Un gran carácter ...

Sigue siendo un gran jugador toda su vida e incluso si se aclimata perfectamente a la vida de apartamento, no debemos olvidar complacerlo divirtiéndonos con él a menudo. Es un dominante "tranquilo", puede convivir fácilmente con otros gatos, incluso con otros animales, es una cuestión de educación. Sabe cómo liderar su mundo con delicadeza. Suave y tierno, seguro que te estará esperando en tu cama o en cada rincón de la casa si tardas en abrazarlo.

Los cuatro korats de la suerte

Una presencia benevolente

Como cualquier asiático, adora a su maestro, pero sin ser exclusivo: también sabe ser muy sociable y convive perfectamente con su familia. Pasa horas observándote y conoce cada uno de tus movimientos ... ¡de memoria! Si tuviera que quedarse solo en casa a menudo, sería mejor encontrarle un compañero de juegos. ¡Te estarán mucho más agradecidos! Así que ábrele tu corazón: ¡te recompensará cien veces más!

Una presencia benevolente